Análisis de Soul Hackers 2

Análisis de Soul Hackers 2

Analizamos Soul Hackers 2 en PlayStation 5, os contamos todo sobre el nuevo juego de los creadores de Persona 5.

Análisis de Soul Hackers 2 - Un nuevo JRPG de Atlus con alma prestada 18/08/2022 16:00

Hace unos días os pudimos hablar de las primeras horas de Soul Hackers 2, ahora ya sin límite alguno en nuestras impresiones toca dar una valoración final sobre este nuevo JRPG de Atlus, estudio detrás de algunos de los JRPG por turnos más queridos de los últimos años como Persona 5 Royal o Shin Megami Tensei V. ¿Qué nos ha parecido? Seguid leyendo nuestro análisis de Soul Hackers 2.

Si bien la franquicia Soul Hackers nace como una escisión de la escisión (literalmente es un spin-off de Devil Summoner, que a su vez es un spin-off de Shin Megami Tensei) y podríamos decir que su primera entrega no gozó de una popularidad demasiado elevada. Sí, seguramente habrá alguien que nos esté leyendo que lo jugase en su día (o en su reedición de Nintendo 3DS) y ahora se sienta ofendido por estas palabras, pero el hecho es que no trascendió demasiado.

Soul Hackers 2 en PS5

Soul Hackers 2 en PS4

Soul Hackers 2 en Xbox

La cosa es que, aun así, poco necesitamos saber de los juegos originales, de hecho Soul Hackers 2 podría ser nuestra primera experiencia en el universo Shin Megami Tensei y no pasaría nada. No se dan por supuestas las cosas, hay tutoriales en todo momento y la trama cuenta una historia propia con sus personajes, aunque si lleváis algún SMT a vuestras espaldas, vais a empezar a tener reminiscencias de anteriores juegos. Del Soul Hackers original tan solo se mantienen algunos detalles del universo así como el concepto de entrar en las almas de las personas que han muerto recientemente y hackearlas.

Soul Hackers 2: toda la información

Soul Hackers 2PlataformaPS5, PS4, Xbox One, Xbox Series X|S y PCFecha de lanzamiento25 de agosto de 2022DesarrolladorAtlusGéneroJRPGIdiomaVoces en inglés y japonés, textos en castellano

Dioses tecnológicos en una guerra religiosa

La interpretación de la religión y la lucha entre ángeles y demonios es algo que no nos pilla de nuevas a los fans de Shin Megami Tensei y es que, una vez más, dos facciones se ven envueltas en una lucha sin cuartel en la que una de ellas pretende desencadenar el fin del mundo, una especie de apocalipsis bíblico que purgue a la humanidad (otra cosa que ya llevamos un poco aprendida si hemos jugado a SMT III o V). Esta guerra involucra a dos facciones de seres humanos con capacidades de invocar a demonios para luchar por ellos: Yatagarasu y la Sociedad Fantasma. Arrow es uno de esos invocadores.

Análisis de Soul Hackers 2

Por otro lado, Aion es un ente avanzado, una especie de dios tecnológico cuya función es observar el desarrollo de la humanidad sin intervenir en él. El problema llega cuando, según sus cálculos, el fin de la humanidad está cerca. Aion crea dos entes, Ringo y Figue, que deben evitar el fin del mundo, un acontecimiento que según sus cálculos da inicio con la muerte de Arrow.

Gracias a sus poderes sobrenaturales, Ringo puede hackear las almas, devolver a la vida a aquellas personas que han fallecido, y eso es lo que hace con Arrow. Una vez reclutado, Ringo, Arrow y Figue deben evitar el fin del mundo siguiendo los pasos de la Sociedad Fantasma y su extraño líder Máscara de Hierro. Tal y como os comentamos en las impresiones iniciales, en las primeras horas ya reclutamos al que va a ser nuestro elenco durante el transcurso del juego: Milady y Saizo.

Cada uno de estos personajes que reclutamos son invocadores que pertenecen o han pertenecido a uno de los bandos involucrados en esta guerra y que tienen sus propias historias y problemas que iremos descubriendo a medida que avance la trama. Arrow es un joven invocador que toda su vida ha trabajado para Yatagarasu y cuyo mejor amigo se encuentra militando en la facción rival. Milady es una mujer que ha mantenido una estrecha relación con Máscara de Hierro pero que ahora le jura venganza. Y, por último, Saizo es un invocador que quiso apartarse de esta vida junto a su novia, pero que vio como el karma del invocador acaba atrapando a todos en su espiral.

Análisis de Soul Hackers 2

Si os preguntáis cómo pretende la Sociedad Fantasma desencadenar el fin del mundo la respuesta es simple: reuniendo Alianzas. Estas 5 extrañas “bendiciones” otorgan un enorme poder a aquel que las posee, pero si las reúne todas puede invocar un cataclismo que acabe con la humanidad, algo parecido a las piedras del infinito del universo Marvel. La peculiaridad es que las Alianzas solo se pueden obtener de una forma: matando a su poseedor.

Indagando en los personajes

La trama principal del juego servirá para avanzar en esta guerra entre las dos facciones, donde el equipo de Ringo y los demás invocadores irá siempre un paso atrás, siguiendo pistas e intentando dar con Máscara de Hierro antes de que desencadene el fin del mundo. Aun así, para plantar cara a un enemigo tan formidable, los invocadores deberán estrechar lazos y mejorar su afinidad, ahí es donde entra el componente social de Soul Hackers 2.

Muy alejado de lo experimentado en la saga Persona, el componente social de Soul Hackers 2 es muy limitado y resume todo en un indicador de afinidad con cada personaje. Ese indicador sube por defecto durante la trama y podemos ir sumando puntos seleccionando -de vez en cuando- una respuesta dentro de un abanico de opciones que sube puntos de afinidad a uno de nuestros 3 compañeros. Avanzando en la trama se completan eventos sociales, que consisten en charlas de bar con nuestros compañeros que al acabar suben esos puntos. Pero claro, esos puntos deben servir para algo, y la respuesta está en el Alma Matrix.

Análisis de Soul Hackers 2

El Alma Matrix es un constructo creado por Aion donde se representan de forma gráfica las almas de nuestros compañeros. Cada uno de ellos tendrá una especie de “mementos” o -para los jugadores de SMT III- un laberinto de Amala con varios pisos de altura. La forma de avanzar en cada una de esas zonas es desbloqueando unas puertas ligadas a nuestro nivel de afinidad con cada personaje, así como nuestro avance en la trama principal. Cada vez que desbloqueamos una puerta obtenemos una habilidad definitiva para el invocador en cuestión, que puede ser tanto de apoyo como de navegación, resultando muy útil mientras combatimos o exploramos las mazmorras.

Además de servir para obtener habilidades extra para nuestros invocadores, estas representaciones del alma sirven para conocer más sobre el pasado de cada invocador. A medida que las exploremos escucharemos conversaciones que les han marcado y en la zona final de cada piso veremos un flashback que pertenece a un momento clave de su vida. De esta forma el desarrollo de los personajes se realiza mayormente en el Alma Matrix y complementa a la trama principal, donde muchas veces elementos del pasado de los invocadores volverán. Si no tenemos el background necesario obtenido en el Alma Matrix, habrá momentos de la trama principal que no impactarán tanto o no acabaremos de entender lo que supone. Es una decisión narrativa cuestionable, pero invita a jugar esas zonas ya no solo para mejorar a nuestros personajes sino también para conocerlos mejor.

Análisis de Soul Hackers 2

Jugablemente una mezcla desafiante

Soul Hackers 2 hereda la dificultad de los Shin Megami Tensei en sus combates y eso es algo que vamos a notar en cuanto llevemos unas pocas horas de juego y comencemos a toparnos con las primeras mazmorras elaboradas. El título de Atlus es, como no, un juego por turnos clásico donde primero ataca un equipo y luego otro, pero mezcla conceptos tanto de Persona como de SMT ya que sólo nos permite luchar con nuestros invocadores y asociando un demonio a cada uno de ellos. El invocador utilizará el poder del demonio asociado a él, pero no podrá cambiarlo durante la batalla o tener un equipo sobre el que escoger durante la pelea. De hecho, sobre esto último, desbloquearemos una vez avanzado el juego una habilidad de líder (luego os cuento más) que nos permite cambiar nuestro demonio en la pelea, pero es una habilidad que se gasta y que se considera como algo extra.

Durante las batallas, el objetivo principal de nuestro equipo debe ser realizar ataques escogiendo según el elemento (cuerpo a cuerpo, a distancia, fuerza, fuego, electricidad, hielo, runa, todopoderoso, etc.) al que nuestro enemigo sea débil. Inicialmente si desconocemos sus debilidades habrá que ir probando hasta dar con la tecla. Una vez realicemos un ataque que explote una debilidad enemiga veremos que aparece un número en la parte superior derecha de nuestra pantalla, lo que quiere decir que hemos desbloqueado el Sabbat.

Análisis de Soul Hackers 2

El Sabbat es un ataque combinado -parecido a los all-out de Persona- que realizamos al final del turno. Cada vez que explotamos una debilidad enemiga el contador irá sumando -normalmente de uno en uno pero si mejoramos afinidades podemos multiplicar- y al acabar el turno, el número final será el número de demonios que realizarán un ataque extra de golpe. Sobra decir que mientras más alto sea el número y mientras menos enemigos haya mayor será el daño. Sumando a esto, tenemos todavía más modificadores en los que incluso al realizar un Sabbat podemos aprovecharnos de una habilidad extra de uno de los demonios que ataque y, por ejemplo, curarnos una cantidad proporcional al daño realizado.

Como podéis ver, el combate es bastante profundo y mezcla elementos de SMT y Persona para dar su propia identidad al juego, ya que al concepto de tener un equipo de demonios que nos acompaña (como en SMT) se le une el llevar compañeros que heredan el poder de sus demonios (como en Persona), pero se nos limita a tener el poder de tan solo un demonio. Volviendo a las batallas, las opciones son las que ya todos conocemos: atacar, defendernos o utilizar un objeto. A estas se le une un botón de asistir que al pulsarlo nos recomendará automáticamente un ataque sugerido y que muchas veces suele ser la mejor opción a utilizar en la pelea. Finalmente, también tenemos las habilidades de líder, unas habilidades que desbloqueamos al mejorar la COMP (el arma utilizada por los invocadores) de Ringo y que pueden ir desde el mencionado cambio de demonio a un bonus que nos aumente el multiplicador de Sabbat.

Análisis de Soul Hackers 2

Aprovechando que os mencionamos la COMP, vamos a hablar de qué es lo que pasa cuando no estamos en una mazmorra y es que podemos explorar diferentes lugares del peculiar neo Tokio. Al igual que en Persona (y prácticamente cualquier novela visual que se preste) podemos seleccionar uno de los destinos que aparecen en un menú y visitarlos. Entre esos destinos tenemos el bar en el que se mejoran nuestras afinidades con los compañeros, pero también tiendas donde comprar objetos o comida, una armería para mejorar las COMP, una tienda de ropa para mejorar el equipo que lleva el grupo, un lugar donde obtener misiones secundarias o el circo donde podemos fusionar demonios, entre otros.

Yendo por partes, en la armería podemos mejorar la COMP de Ringo y los demás invocadores a cambio de dinero y objetos que obtenemos explorando. Estas mejoras suponen hacer más daño, mejorar nuestras afinidades con los elementos o desbloquear habilidades de líder (en el caso de Ringo). En cuanto a la tienda de ropa (que tiene un curioso homenaje a SMT III) podemos comprar equipo que nos otorgue mayor defensa y afinidades a elementos. Y, en el circo, podemos realizar la ya famosa fusión de demonios. Y es que si en algo se diferencia la saga SMT de otras sagas de coleccionar “monstruos” es que no debemos tener ningún tipo de cariño a aquellos que nos encontramos. Así pues, cuando ya hayamos exprimido cada demonio y obtenido todas sus habilidades, este tendrá una marca que indica que ya no da más de sí, por lo que la mejor idea es fusionarlo con otros demonios para heredar dichas habilidades y encima obtener un resultado de mayor nivel.

Análisis de Soul Hackers 2

Unas mazmorras infinitas

Si os preguntáis la forma en la que se consiguen los demonios, la diferencia es bastante grande respecto a otros títulos de la marca. En Soul Hackers 2 no podemos hablar con los demonios y convencerlos que nos presten sus poderes durante una pelea. La forma en la que funciona este reclutamiento es que, mientras exploramos mazmorras, nuestros demonios iniciales también explorarán, dándonos objetos la mayoría de veces, pero otras nos concertarán encuentros con otros demonios, que nos harán una propuesta y que a cambio de algún objeto, puntos de vida, magia y demás se unirán a nuestra plantilla. Esta forma más guiada hace que solo podamos obtener los demonios que el juego quiere que obtengamos y dependeremos de explorar tanto las mazmorras de la trama como del Alma Matrix para obtener nuevos y poderosos demonios. Luego, claro está, una vez los usemos los podemos fusionar para obtener mejores demonios. También, si echamos a alguno de ellos de menos lo podemos recuperar en el circo mediante el compendio, aunque pagando unas cantidades bastante elevadas.

Siguiendo con las mazmorras, el desarrollo del juego se divide en el componente social que os hemos comentado y en el que podemos navegar y explorar entornos bastante cerrados y luego el componente de batalla centrado completamente en estas mazmorras. Las mazmorras son entornos hostiles y plagados de demonios. A nuestra disposición se pone una mecánica que nos permite darles espadazos para noquearlos y atacar con ventaja o simplemente huir de ellos. Si son los enemigos los que nos pillan desprevenidos, seremos víctimas de sus emboscadas.

Análisis de Soul Hackers 2

A nivel de profundidad, debemos decir que las primeras mazmorras del juego resultan planas y meros pasillos, siendo -de lejos- las peores del juego. La cosa cambia mucho cuando vamos avanzando en la trama (y en el Alma Matrix) y vemos como entran en juego portales, teletransportes y puzles donde debemos jugar ya no solo contra los enemigos, sino también contra el escenario. De hecho, inicialmente no se entiende que el mapa ocupe casi la mitad del HUD (aunque se puede reducir), pero una vez empiezas a avanzar en el juego le encuentras sentido a lo de tener casi media pantalla ocupada por el mapa de una mazmorra que nos ha hecho tener pesadillas y recordar los laberintos de Amala de Shin Megami Tensei III en algunas ocasiones.

Por si todo esto fuese poco, la dificultad del juego es elevada y debemos tener muy claro cómo jugar para explotar las debilidades del enemigo. El problema es que los ataques consumen PM y ese es un recurso que con cada pelea se va agotando, así que cuando veamos que nos estemos quedando sin, la mejor opción será la de encontrar un portal que nos permita regresar luego a esa parte de la mazmorra y huir a nuestro refugio para descansar y reponer fuerzas.

Análisis de Soul Hackers 2

Aprovechando la mención al refugio, se nos pasaba comentar que en Soul Hackers 2 la forma de recuperar vida y PM gratis es descansando en el refugio, donde también podemos hacer comidas que nos aporten un bonus (mayor EXP por enemigo de mayor nivel derrotado, recuperación de vida fuera de combate, etc.) al consumirlas con los amigos.

Un universo vistoso

El universo de Soul Hackers 2 -a nivel de diseño- respira una identidad muy interesante, una re-imaginación de Tokio con una estética ciberpunk cercana a lo visto en juegos como Scarlet Nexus, donde la tecnología domina por completo el mundo y eso se refleja en las calles, edificios e incluso atuendos de las personas. El diseño de los personajes consigue ser fiel a esa estética seña de la marca y se aleja del pseudorealismo que la saga SMT intentó con Shin Megami Tensei V el año pasado, volviendo a un enfoque bastante más anime y destacando por encima de todo el de Ringo, la protagonista.

A nivel de rendimiento y resolución, pocas pegas se le pueden poner a Soul Hackers 2 más allá de que los tiempos de carga son algo elevados para un juego en el que siempre estamos cambiando de zona. A nivel técnico, cuenta con dos modos gráficos, uno que potencia el rendimiento y otro la resolución, el caso es que a día de hoy todavía nos hace falta entender qué pinta el de rendimiento, ya que en resolución el juego se ejecuta a 60fps y una calidad de imagen alta en PS5. Sobre las características de PS5, cabe destacar que Soul Hackers 2 no utiliza las funciones del Dualsense, ni la háptica ni los gatillos, por lo que la experiencia a los mandos es completamente tradicional.

Análisis de Soul Hackers 2

En cuanto a la banda sonora, la verdad es que el resultado es bueno, sin más, muy alejado de la experiencia en Persona pero con algún tema que destaca. También nos ha sorprendido el estilo de algunos temas, sobre todo aquellos relacionados con los entes tecnológicos avanzados -Ringo, Figue y Aion- donde se utilizan coros y melodías que recuerdan ligeramente a NieR Automata.

Finalmente, hay que destacar que Soul Hackers 2 llega localizado al español de España con un trabajo muy bueno, más si tenemos en cuenta la cantidad de texto que tiene, así como con voces en japonés e inglés. La mayor pega la encontramos con la velocidad de los subtítulos, que se hace lenta y engorrosa, aunque por suerte se puede cambiar en las opciones, donde os recomendamos que se muestre el texto directamente y que no intente ir al ritmo del locutor, ya que suele ir demasiado lento.

Conclusiones y nota de Soul Hackers 2

Soul Hackers 2 mezcla muchos conceptos de la saga Shin Megami Tensei y del spin-off Persona, desarrollando un sistema de combate con matices propios pero una trama que nos acaba recordando demasiado a Shin Megami Tensei, alejándose de lo que debería suponer un spin-off y esa premisa de investigación y crimen que se supone que debería tener esta sub-saga.

Análisis de Soul Hackers 2

Como JRPG, es un juego que cumple, jugablemente profundo y con una trama interesante y unos personajes que van calando a medida que avanzas, pero lejos de otros juegos de Atlus. La parte social se siente demasiado impuesta y las zonas de exploración fuera de las mazmorras no aportan demasiado, hasta el punto que se agradecería que simplemente se quedasen las tiendas y se abrazase por completo el género de visual novel en ese apartado sin necesidad de tener que movernos por entornos planos.

En resumen, consideramos que Soul Hackers 2 es un título notable y que revive una franquicia que había sido olvidada, con un combate profundo y desafiante, así como un diseño interesante pero que acaba careciendo de una seña de identidad potente o de algo que le dé chispa como para destacar entre los titanes que son su “padre” y “hermano”.

Soul Hackers 2 en PS5

Soul Hackers 2 en PS4

Soul Hackers 2 en Xbox

¿Merece la pena Soul Hackers 2?Lo mejorEl gameplay es desafiante y profundo.El estilo artístico.Las mazmorras son retorcidas y aportan un gran desafío.Lo peorA nivel de propuesta y trama no resulta novedoso ni consigue causar un impacto como para destacar incluso dentro de su propia IP.Al desarrollo de los personajes le cuesta arrancar.Las pantallas de carga, incluso en PS5, se hacen largas.Las tareas secundarias son insulsas y no aportan nada a la narrativa.ConclusionesSoul Hackers 2 es un muy buen juego, con un gameplay que engancha y resulta profundo, así como un diseño soberbio. El problema es que la trama acaba convirtiéndose casi en un Shin Megami Tensei y los personajes no calan tanto como en otros juegos de Atlus, resultando en un juego que acaba mezclando tantas ideas de diferentes sagas que no consigue una seña de identidad propia y viviendo con una alma prestada. Aunque, eso sí, si es el primer juego del estilo al que vas a jugar, te lo vas a pasar muy bien.

Este dispositivo ha sido analizado de forma independiente gracias a una cesión por parte de la marca. El artículo contiene enlaces de compra por los que Alfa Beta Juega podría percibir una comisión. Únete al canal de chollos de Alfa Beta Juega para enterarte de las mejores ofertas antes que nadie.

Author: Gerald Sanchez